En muchas ocasiones las futuras mamás nos preguntan cuál es el ejercicio ideal para ellas o los tipos de ejercicios que pueden realizar durante el embarazo. Y, es que, no todos los tipos de ejercicios o deportes están recomendados para embarazadas. ¿Quieres saber cuáles son los ideales? ¡Sigue leyendo! 

¿Cuáles son los beneficios del ejercicio en embarazadas? 

Practicar deporte durante el embarazo es muy positivo tanto para la mamá como para el bebé, ya que asegura la calidad del entorno intrauterino y favorece el fortalecimiento de los músculos pélvicos, te ayuda a llegar en mejor condición física al parto y a una mejor recuperación postparto. 

También previene que se gane un peso excesivo durante el embarazo, así que evitamos también que el bebé nazca con demasiado peso. 

Además, el ejercicio en embarazadas reduce el riesgo de desarrollar hipertensión o diabetes gestacional, dolor lumbar, dolor pélvico, incontinencia urinaria, etc. ¡También evita partos prematuros? ¿Lo sabías? 

¿Qué tipos de ejercicio pueden realizar las embarazadas? 

En primer lugar, debemos tener la aprobación del doctor/a antes de comenzar a realizar ejercicio durante el embarazo. Además, el tipo de deporte o ejercicios deben evolucionar conforme evoluciona el embarazo; si tienes dudas, ¡contáctanos! 

Algunos deportes están contraindicados, como por ejemplo montar a caballo, fútbol, padel, etc. Se trata de deportes en los que se pueden producir caídas, accidentes o golpes. 

Si estás embarazada y ya practicabas deporte antes, podrás seguir practicándolo, aunque con mayor supervisión. Pero, ten en cuenta que es muy importante saber cuál es el estado de tu suelo pélvico antes de comenzar a hacer ejercicio, además de que cada futura mamá necesita unas pautas específicas. 

En nuestras clases preparto realizamos ejercicios de tonificación, cardio, ejercicios posturales, estiramientos y ejercicios respiratorios. Además, adaptamos los ejercicios a cada momento y preparándote para el momento del parto. 

Nosotras recomendamos siempre realizar una exploración del suelo pélvico y de la faja abdominal durante el embarazo para saber cuál es su estado y si se está trabajando correctamente. Además, en las sesiones individuales trabajamos también el masaje perineal, las posiciones de dilatación y pujos, y gracias a la terapia manual evitamos dolencias típicas del embarazo como: lumbalgia, pubalgia, etc., y preparamos la pelvis para el momento del parto. ¡No dudes en contactarnos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.